10 consejos para sobrevivir en alta montaña de Bolivia

Subida en alta montaña es el evento para cual hay que prepararse de antemano para tener una forma adecuada física y mental así que para recoger los suministros necesarios.

Aquí estamos hablando de los Andes, a saber, la parte situada al oeste de Bolivia (punto más alto). La ventaja de los viajes de montaña en América Latina es que muchas ciudades (como el capital de Bolivia y Ecuador) ya son bastante altas y después de haber vivido allí durante algún tiempo uno puede aclimatarse fácilmente.

Montañas en Bolivia

Hay algunas preparaciones que se deben tomar antes de subir:

  1. Comprueba el cuerpo para la resistencia al frío y si no está listo prepara sus tratamientos y mucha agua.
  2. Desarrolla el sistema de respiración, aumenta la capacidad pulmonar, y adapta los pulmones para el suministro de oxígeno en el aire donde hay muy poco oxígeno.
  3. Logra el estado físico fuerte y fortalece los músculos de las piernas (lo mejor es correr durante al menos 2 semanas antes de la subida a las montañas).

Lo que hay que llevar:

  1. Además de los equipos básicos, es necesario tener un termo de café o té caliente y dulce (puede ser café instantáneo). Es que en montaña y el cuerpo pierde calor. Por lo tanto, es importante para mantener una temperatura constante y evitar que las extremidades se enfrían.
  2. Los productos que contienen azúcar rápidamente digerible – chocolate, frutos secos, caramelos. excelente manera dulce para reemplazar rápidamente la falta de calorías y calor. Ayudan a subir a la montaña así que te les puedes comer todo el tiempo en el camino.
  3. Los alimentos, mejor arroz y alimentos enlatados pueden que contener agua, verduras y frutas. Subiendo al cuerpo le sale difícil de digerir la comida regular. Tenemos que ayudar al cuerpo a recuperarse de este estado saturandolo con la comida sencilla y fácil.
  4. La ropa caliente para el frío y la lluvia (mejor tomar el máximo de cosas). Mantener el cuerpo caliente – esto es el principio fundamental de la recuperación en las montañas. Los primeros síntomas del mal de altura son hipotermia, náuseas, falta de apetito y dolores de cabeza.

Lo que es importante recordar al subir:

  1. No hay necesidad de dar todo lo mejor y hacer el récord. Es importante elegir por sí mismos un paso cómodo de la recuperación y el ritmo de la respiración. Mejor ir más lento que hacer una parada cada cinco minutos. Lo mejor es tener la necesidad de parar cada media hora más o menos.
  2. Escuchar al guía y seguir sus instrucciones. Es mejor ir con el grupo sin separarse. Si es necesario, puedes alejarte por un tiempo después de avisar al guía.
  3. Cada cien metros se sienten más pesados. Pero el cuerpo se acostumbra, las dificultades se superan también. Es importante no olvidar el objetivo de la subida e ir por ella alegremente.
  4. Si te sientes muy mal es mejor bajar. No importa cuánto te queda a la parte superior. Si el cuerpo está señalando que se siente muy mal, es necesario escucharlo. Incluso diez metros pueden ser fatales.
  5. Sólo la práctica y los ejercicios regulares ayudan al cuerpo a adaptarse. No te desanimas si algunas subidas son por ahora imposibles. Lo principal es no perder la voluntad y el deseo de seguir con los deportes de montaña.

Categories: