Rutas más locas para conocer Europa

En este artículo quiero compartir algunas rutas que se puede hacer para viajar en Europa. De hecho, gracias a vuelos baratos que han aparecido en los últimos años se puede encontrar la manera bastante curiosa de conocer los países europeos.

Ruta 1

Kiev -> Oslo -> Reykjavik -> Copenhague -> Estocolmo -> Gdansk -> Varsovia -> Cracovia -> Kiev

Hice este camino cuando estuve en el campamento de verano en Islandia. Conseguí un par de días después del campamento (saliendo más temprano) para ver varios países antes de regresar a casa.

Vuelos baratos que logré obtener – Kiev -> Oslo y Estocolmo -> Gdansk. Estudié muy bien todos los sitios para encontrar los vuelos baratos.

Es barato ir de Dinamarca o de Noruega a Islandia. Un billete de ida y vuelta cuesta unos 100 euros. Islandia es un país de extraordinaria belleza en el que uno siempre desea volver.

En el camino de ida conocí la Noruega, y en el camino de vuelta – la Dinamarca. De Copenhague a Estocolmo, se puede viajar en tren por 100 euros (datos de 2009). Si es caro es posible ir haciendo autostop. Fue lo que yo hice pero mi autostop no tuvo mucho éxito. Estocolmo es una ciudad muy fuerte, rica y colorida. Hasta el momento no conozco nada de Suecia además de esta ciudad.

De Gdansk a Ucrania es my fácil de llegar. Sin embargo, no quería ir así no más. Por eso hice un pequeño viaje a Polonia antes de volver a casa.

Ruta 2

Kiev -> Barcelona -> Venecia -> Verona -> Milan -> Florencia -> Roma -> Barcelona -> Madrid -> Madrid -> Granada -> Valencia -> Barcelona -> Kiev

Hacer el viaje por Europa así sólo se puede en bús. Para mí, no era un problema – puso un viaje en un espacio de tiempo limitado.

Con sólo cinco días en Italia, tuve que dedicar a cada ciudad un día o aún medio día (por ejemplo, Verona y Venecia). Con tan poco tiempo es casi imposible de aprender mucho sobre la ciudad, pero mi objetivo era obtener una idea general y llenar el rompecabezas del mundo.

En Barcelona, ​​donde volví de Roma, pasó el campamento de voluntarios, después de eso yo pude fácilmente conocer otras ciudades de España. Pasé un día en cada ciudad, y la noche tuve que dormir en el autobús. Un viaje bastante extremo y agotado pero valió la pena! Por lo tanto, en un solo viaje pude visitar Barcelona 3 veces y por eso me enamoré de la ciudad.

Categories: